Glosario de Apuestas Deportivas. Diccionario básico.


Diccionario de Apuestas Online con su glosario básicoTodas las artes y las ciencias comunican la información referente a sus actividades mediante su propia jerga. Las apuestas, como ámbito que combina ambas facetas, no son una excepción. En las apuestas se utilizan muchos conceptos propios y un vocabulario específico para referirnos a diferentes aspectos del juego. La cultura anglosajona ha sido tradicionalmente cuna y referente para este mundo, por lo que no es de extrañar que muchos de los términos empleados sean traducciones del inglés o bien se utilicen vocablos directamente en esa lengua. Así que para facilitar la comprensión de todos estos conceptos hemos elaborado en esta entrada un Glosario de Apuestas Deportivas, con las principales definiciones de todos ellos. Como buen diccionario, las encontrarás emplazadas por orden alfabético.

Sabemos que la entrada es larga, pero no es necesario que navegues por ella. Simplemente pincha en la inicial de la palabra que busques en el navegador inferior y te llevará a la entrada correspondiente de este diccionario.

A-EF-OP-Z

A-E

Apuesta

Cuenta el Diccionario de la Lengua que una apuesta es la “acción y efecto de apostar”, y apostar lo define en su primera acepción de esta manera: “Dicho de una persona: pactar con otra u otras que aquel que se equivoque o no tenga razón, perderá la cantidad de dinero que se determine o cualquier otra cosa”, y en la segunda: “Arriesgar cierta cantidad de dinero en la creencia de que algo, como un juego, una contienda deportiva, etc., tendrá tal o cual resultado; cantidad que en caso de acierto se recupera aumentada a expensas de las que han perdido quienes no acertaron”. RAE dixit.
Aunque esta segunda acepción se corresponda mejor a la idea que dos todos tenemos en mente, resulta cuando menos curiosa la luz que nos arroja la Academia sobre los riesgos de las apuestas en la primera. ¡Qué sabios son nuestros reales académicos!

Apuesta combinada (acumulador, parlay o parley, accumulator)

Una combinada es aquella cuyo resultado favorable depende que se den dos o más sucesos independientes entre ellos. Explicado con un ejemplo, si el equipo A juega con B, y el equipo X juega contra el Y, una apuesta combinada consistiría, por ejemplo, en apostar que ganan a la vez tanto A como X. Si se produjera cualquiera de los otros tres posibles resultados (victorias AY, BX, BY) perderíamos nuestro dinero. Puedes encontrar más información sobre su funcionamiento en el enlace anterior.
A las combinadas se las conoce popularmente como combis. Algunas casas las denominan acumuladores, de la traducción directa del inglés accumulator. Sin embargo, el término más extendido en los países de habla anglosajona es parlay, como se las denomina habitualmente en EEUU, o parley, como se suele escribir en América Latina.

Apuestas en directo (live)

Son aquellas que se abren o cierran mientras el acontecimiento sobre el cual apostamos se encuentra entre el inicio y su desenlace. Para el caso de las apuestas deportivas, se trata de hacerlo durante el desarrollo del partido. Recomendables para los más veteranos, te explicamos más sobre ellas en otra de nuestras entradas (el enlace anterior te llevará a ella).
Como todo lo que tiene que ver hoy en día con el marketing, las casas comercializan este tipo de producto con su término inglés live y se usa frecuentemente en las redes sociales por su concisión.

Apuestas pre-match

Son las que se abren o cierran antes de que comience el acontecimiento. En fútbol y demás deportes, las que asentamos antes de que el árbitro pite para que comience el partido. Las más recomendables para quienes se estén iniciando en esta afición.

Arbitraje deportivo

En economía y finanzas, se denomina arbitraje a toda aquella situación en la cual obtenemos un beneficio seguro situándonos en los dos lados de la posición negociadora. Con palabras sencillas y en lenguaje deportivo, sería realizar varias jugadas, todas al mismo partido, de tal manera que independientemente de cómo termine el partido obtenemos un beneficio seguro. Obviamente para que esto se dé, las cuotas a las cuales debemos entrar deben cumplir ciertas condiciones, y la cantidad de dinero de que debemos poner para asegurar la ganancia debe ser calculada adecuadamente.
Para simplificar, pondremos un ejemplo tenístico. Si juega Nabaldian contra Del Potro y las cuotas que se pagan por la victoria del primero es 2.1 y por la victoria del segundo 2.2, apostando 1 euro a cada uno nos aseguramos que ganamos al menos 0.1 euros, independientemente de lo que suceda en la cancha entre ambos astros argentinos. Obviamente, la vida real es mucho más compleja y situaciones tan evidentes no se producen, pero jugando con distintas casas de apuestas o aprovechando el desplazamiento de la línea de apuestas (ver más abajo) se pueden encontrar. Para profundizar en el tema, platicamos sobre arbitraje deportivo en nuestra entrada sobre las tres formas de ganar plata.

Bankroll (o banca)

Es la cantidad total de dinero de que disponemos para apostar. La traducción literal es banca, pero la versión gringa es más usual y el término hispano se utilizar poco. Por precaución, esta debe ser una cifra fijada de antemano cuyo valor sólo lo haga variar nuestra operativa en el juego, y ser depositada en una cuenta separada de nuestros usos personales. Más información acerca de cómo escoger el bankroll de una cuenta en la entrada del enlace anterior.

Bookie (o bookmaker)

Corredor de apuestas, en inglés. El primer término –el habitual- es el diminutivo del segundo. Hace referencia a los libros de cuentas con las cuotas, anotaciones de dinero invertido por cada apostante, probabilidades y pronósticos que construían los corredores. En apuestas deportivas los libros de anotaciones con las cuotas se denominan sportsbooks . Por extensión, el término bookie se aplica a las casas de apuestas, versión más empresarializada del corredor tradicional. Es muy importante escoger adecuadamente la casa con la que trabajar, tienes en nuestra web análisis de las casas que ofrecen juego seguro, según la legislación española.

Casa (o corredor) de apuestas

Aquella empresa (o persona) que da contrapartidas de apuestas en un conjunto de eventos, fijando él por su lado las cuotas a como se remuneran los resultados. Las casas se encargan de gestionar el mercado del juego, dando liquidez a todas las posiciones y fijando las cuotas para mantener en equilibrio oferta y demanda. Su modelo de negocio se fundamenta en rebajar el conjunto de las cuotas de un evento con un recargo o spread, que las hace que sean inferiores a las que la suma de probabilidades dicta. De esta forma ganan dinero por arbitraje. También sobre este asunto hemos elaborado un post.

Cobertura

En economía financiera, una cobertura es una protección contra un riesgo que no podemos controlar. Este concepto se extrapola al mundo de las apuestas en los casos en los cuales tenemos tomada una posición ganadora y tomamos otra distinta para defender una parte de nuestros beneficios, o para reducir las pérdidas en caso de habernos equivocado.
Con un ejemplo: pongamos que el Manchester United juega contra el Chelsea y hemos apostado por el empate. Llega el minuto 80 con 0-0, las cuotas del empate han bajado mucho y las de las victorias local y visitante están altas. El partido se convierte en un correcalles, cualquiera de los dos puede marcar gol y nos estamos comiendo las uñas porque la cosa ha ido muy bien y está a punto de torcerse. Entonces podemos optar por abrir posiciones con las dos cuotas complementarias de victorias de ManU y Chelsea. De esta forma, cubrimos nuestra exposición al riesgo de un resultado que no sea de empate, protegiendo la mayor parte del beneficio potencial. Para ellos, debemos invertir un poco dinero a las cuotas altas de estos resultados que inicialmente no habíamos considerado, los economistas llamarían a este pequeño desembolso prima de cobertura.

Cuota

Es factor por el cual se multiplica nuestra inversión si ganamos la apuesta. Con números, si la cuota a una determinada victoria del Bayern Munich es, pongamos, de 2, significa que obtendremos 2 euros por cada euro apostado a ese resultado en caso de acertar. Puedes calcular fácilmente la relación entre probabilidad y cuotas mediante la sencilla calculadora de cuotas, probabilidad y apuestas que ponemos a tu disposición.

Drawdown

La máxima pérdida de dinero en una racha negativa. Las malas rachas existen y por muy bueno que sea el pronosticador, la simple probabilidad hace que a veces se junten períodos más o menos largos de fallos en las predicciones. Terner en cuenta el drawdown es fundamental en la gestión del bankroll, pues si una de estas rachas negativas nos vacía la cuenta estaremos expulsados automáticamente del mercado y no nos podremos recuperar.

F-O

Handicap

Un hándicap es un reto adicional en forma de puntuación a una apuesta determinada. Este reto adicional consiste en sumar o restar una puntuación al marcador final de alguno de los dos equipos. Con un ejemplo, si en un partido de fútbol de la liga italiana entre Juventus y AC Milan apostamos a que ganará la Juve con un hándicap de +1 goles, significa que a la hora de calcular la apuesta sumaremos 1 gol a favor de la Juve. Si fuera hándicap -1 goles, le restaríamos ese gol. Si el partido termina 1-1, en el primer caso el marcador se modificaría a 2-1 y ganaríamos la apuesta. En el segundo caso, al restarle un gol a los locales el marcador de la apuesta sería 0-1 y la perderíamos. Obviamente, los hándicap cambian la probabilidad del resultado de la apuesta por lo que las cuotas son muy dependientes de estos. Tenemos un artículo para saber más sobre apuestas handicap.

Límite de Stake

Máxima cantidad de dinero que nos fijamos a la hora de hacer una apuesta. La práctica habitual en las apuestas a la hora de gestionar el dinero es dividir el bankroll en pequeñas unidades o unidades de stake, y como precaución limitar la cantidad de dinero que ponemos en una única jugada para evitar los problemas con el drawdown. Valores habituales para el límite de stake oscilan entre un 5% y un 10% de nuestra banca. En esta entrada sobre money management en apuestas deportivas puedes encontrar detalles sobre la importancia de este parámetro y cómo seleccionarlo.

Línea de apuestas (the line)

La línea de apuestas es el nivel al cual están fijadas las cuotas de una apuesta en un momento determinado. Con el tiempo, la presión del mercado o los acontecimientos previos a un partido como lesiones, declaraciones de los implicados o simplemente el sentimiento de los apostantes hacen que las cuotas varíen dinámicamente con el tiempo. A este fenómeno de cambio de las cuotas se lo conoce como desplazamiento de la línea de apuestas.

Over / Under

Una apuesta over es aquella en la que apostamos a que un determinado marcador o estadística superará un determinado valor. Por ejemplo, si en un partido hacemos un over +2.5 goles al Real Madrid, ganaremos si el equipo merengue marca 3 o más goles.
Una apuesta under corresponde al caso contrario, tendremos un verde si el marcador o estadística queda por debajo de un determinado valor. Con el mismo ejemplo, si apostamos under 2.5 goles ganaremos si los blancos anotan 2 goles o menos.
Este tipo de apuestas son muy populares en referencia a goles, tarjetas amarillas y córners en un partido de fútbol. Existen muchas variedades de este tipo de apuestas, pudiendo referirse a un equipo concreto o a la suma de ambos equipos.

P-Z

Parlay o Parley

Término americano para apuesta combinada, que encontrarás definido más arriba en este glosario. En Latinoamérica es muy común escribirlo como se pronuncia, parley.

Pick

Un pick es como denomina un tipster o pronosticador una recomendación de apuesta. Aunque no es exactamente lo mismo, podría traducirse aproximadamente como pronóstico. Procede del inglés como casi todo en este juego, su traducción literal es “algo que se coge”. En fin, un pick es una apuesta seleccionada de entre las muchas posibilidades de apostar que tenemos hoy en día.

Positive Expected Value (+EV)

Término del inglés que hace referencia a una medida del valor de que tiene la apuesta. En nuestro idioma, valor esperado positivo. Consiste en dividir la probabilidad que asignamos como pronosticadores a que el acontecimiento sobre el que apostemos se dé, entre la probabilidad implícita en la cuota, y a todo ello restarle uno. Si este valor es positivo significa que la jugada tiene valor positivo, y por tanto merece la pena realizarla. De hecho, cuanto mayor es este parámetro más sentido tendrá apostar. En el siguiente enlace tienes una descripción completa sobre cómo calcular el valor esperado positivo o +EV.

Probabilidad implícita (en la cuota)

Es la probabilidad que podemos calcular como la inversa de la cuota. En el fondo, es la probabilidad que nos sugiere el corredor de apuestas, y a la que tenemos que intentar vencer. Para entender la formación de estas cuotas te recomendamos nuestro artículo sobre la formación de cuotas en las casas de apuestas.

Probabilidad real (del evento)

Es la probabilidad real de que un acontecimiento suceda. No debe confundirse con la probabilidad implícita en una cuota. Generalmente esta probabilidad es estimada por el apostante, difícilmente podemos saber a priori este valor. Precisamente en estimar esta probabilidad con mejor precisión que la que refleja la cuota del bookie radica el arte de apostar.

Regla de Kelly

Fórmula que desarrolló el matemático norteamericano John Larry Kelly para optimizar el crecimiento a largo plazo de una cartera de inversión basada en acontecimientos individuales de éxito/fracaso de naturaleza estocástica. Esto que suena tan complicado significa que estudió cómo hacer máximo a largo plazo el crecimiento del bankroll de una serie de apuestas en las que conocemos las probabilidades de acierto. Su cálculo consiste en la aplicación de la siguiente fórmula:

[(P * C) – 1] / (C – 1)

Donde el resultado es la fracción en tanto por 1 de nuestro bankroll a apostar, C es la cuota de la apuesta y P es la probabilidad real de acertar la apuesta, también en tanto por 1. La versión con el resultado porcentajes sería:

[(P% * C) – 100] / (C – 1)

Donde P% es la probabilidad real también en tanto por ciento. Más detalles sobre la regla de Kelly en esta interesante entrada de la wikipedia (en inglés).

Spread

Es la diferencia entre las probabilidades reales que estima la bookie o casa de apuestas y las probabilidades implícitas en la cuota. Como no hay manera de saber exactamente con qué probabilidad real está estimando el corredor la apuesta, se puede obtener indirectamente a través de la suma de las probabilidades de todos los eventos complementarios entre sí. En un partido de fútbol, por ejemplo, la suma de la probabilidad de victoria local, el empate y la victoria visitante deben sumar 100%, sin embargo si hacemos este cálculo a partir de las probabilidades implícitas calculadas desde las cuotas que nos ofrecen las casas veremos que suman más de 100%. Esta diferencia o exceso sobre el 100% es el spread.

Este término viene prestado del mercado de valores y de la negociación de opciones y futuros, donde se utiliza de manera análoga para referirse a la diferencia entre el valor teórico de una opción y a cómo la paga un creador de mercado. Más información sobre la formación de las cuotas de las apuestas en fútbol y otros deportes en el enlace anterior.

Stake

El stake es la fracción de nuestro dinero que dedicamos a una jugada concreta. En función de la probabilidad de acierto, convendrá que éste sea más o menos elevado.

Surebet

Para este término, nos sirve la traducción directa del inglés: apuesta segura. Las apuestas seguras son aquellas en las que, gracias a que aplicamos los principios del arbitraje deportivo, ganamos dinero independientemente del resultado del partido. Cómo hacer surebets no es complicado y si identificas una, habrás ganado seguro.

Trading deportivo

Método de operar consistente en negociar con la evolución temporal de las cuotas. Con un ejemplo, si un partido de la liga francesa entre París Saint Germain y Mónaco empieza con cuota 3 la victoria del Mónaco y tomamos esta posición, si marca el Mónaco y su cuota se reduce a, pongamos, 1.5, podemos optar por vender esta posición y ganar dinero debido a la evolución de éstas. Este fenómeno también se puede aprovechar mediante coberturas, cubriendo los resultados complementarios de victoria del París Saint Germain y del empate obtendríamos un resultado equivalente. Te explicamos más sobre trading deportivo en el post dedicado a las tres formas de ganar dinero en las apuestas.

Tipster (o pronosticador)

Un tipster o pronosticador es la persona que se encarga de determinar las probabilidades de que un evento, sea deportivo o de otra índole, termine de una determinada manera. Hoy en día con la llegada de la informática y la facilidad de obtener estadísticas, los tipsters se encargan sobre todo de aconsejar al público basándose no sólo en los números, sino teniendo en cuenta la situación de los equipos, la forma de juego, etc., elementos de difícil computación por una máquina. Encontrarás también en Apostar y Fútbol una selección de tipsters que realizan pronósticos deportivos gratis en internet.

Unidad de Stake

Unidad mínima de dinero a aplicar en una apuesta, generalmente del orden del 1% de nuestra banca. En función del valor de una apuesta y de las probabilidades de acertar, un apostante pone más o menos unidades de stake en juego.

Valor de una apuesta (Value)

Se dice que una apuesta tiene valor cuando la probabilidad que estimamos de que el evento sobre el que apostamos es superior a la probabilidad implícita en la cuota. Numéricamente, se calcula el positive expected value (ver más arriba) y si éste es positivo, la apuesta tiene sentido. De hecho, cuanto mayor sea este parámetro mejor, mayor valor tendrá nuestra apuesta y más sentido cobrará asentarla. Puedes leer el siguiente análisis de las apuestas valor o valuebets.

Yield (o rendimiento)

El yield es el término inglés para el rendimiento relativo de la inversión. Consiste en calcular los premios de todas nuestras apuestas divididos por la cantidad apostada, y restarles la unidad. Si lo queremos en porcentaje, multiplicamos por 100. Es una medida muy interesante para monitorizar a lo largo del tiempo la bondad de nuestra operativa, yields negativos sostenidos en el tiempo nos sugieren que nuestros métodos de predicción o de gestión del dinero no son adecuados y nos deben incitar a buscar medios y recursos adicionales para mejorarlos. Yields positivos nos confirman la bondad de nuestras estrategias.

Aquí termina este glosario, esperamos que os haya sido de utilidad.

The following two tabs change content below.
Me gano la vida con la ingeniería pero lo que de verdad me apasiona es el deporte al aire libre, los libros, y escribir siempre que puedo. Apostar y bloguear sobre el tema es ese punto intermedio entre lo que me ha enseñado mi profesión y lo que me gusta de verdad. Y compartir cuanto he aprendido es la manera más justa de devolverle a la red lo que me ha ofrecido. ¡Espero que mis artículos te sean de utilidad!

Acerca de Ismael

Me gano la vida con la ingeniería pero lo que de verdad me apasiona es el deporte al aire libre, los libros, y escribir siempre que puedo. Apostar y bloguear sobre el tema es ese punto intermedio entre lo que me ha enseñado mi profesión y lo que me gusta de verdad. Y compartir cuanto he aprendido es la manera más justa de devolverle a la red lo que me ha ofrecido. ¡Espero que mis artículos te sean de utilidad!


¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos tu comentario!

Un comentario en “Glosario de Apuestas Deportivas. Diccionario básico.