Qué son las Apuestas MoneyLine. El método de la Línea de Dinero y el valor de las cuotas.


Compartir 0

Las casas de apuestas deportivas utilizan diferentes sistemas para definir sus cuotas en todo el mundo. En Europa, el más usual es el de cuotas decimales pero en el mundo anglosajón y en América se emplean otros métodos. En Norteamérica el más habitual es el denominado moneyline o de la línea de dinero. Este sistema relaciona el stake con el beneficio a obtener, en lugar de con el premio, e identifica claramente el resultado más probable (favorite) con el menos probable (underdog) mediante signos de precedencia al valor. Las apuestas moneyline, pues, facilitan la identificación de lo que apostamos con lo que ganamos, aunque a costa de dificultar el cálculo de la probabilidad. Pero vayamos paso a paso.

Apuestas moneyline para fútbol americano (NFL) y otros deportes

Las apuestas moneyline, las habituales en Estados Unidos para fútbol americano, baseball y otras modalidades deportivas.

El sistema de la línea de dinero fija el tipo de cuota (odd) estándar en Estados Unidos para las ligas profesionales, tales como la de fútbol americano (NFL), baloncesto (NBA), baseball (MLB) o hockey sobre hielo (NHL). Y por extensión se usa con frecuencia en gran parte de América para estos deportes, especialmente para béisbol. Esta práctica deportiva es muy popular en muchos países caribeños como Venezuela o Puerto Rico, donde se sigue con gran atención no sólo su liga nacional, sino también la Major League.

Aunque creas que estos deportes puedan quedarte un poco lejos, piensa que el mercado americano es muy líquido y esto siempre es muy relevante para los apostantes serios. Si vas a jugar cantidades elevadas, sólo podrás hacerlo en mercados de gran volumen. Y las ligas mayores como la MLB, y sobre todo la NFL de fútbol americano, lo mueven. Para que te hagas una idea, la SuperBowl es el acontecimiento deportivo que más dinero genera en el mundo de las apuestas.Y las apuestas MLB también mueven grandes cifras, especialmente gracias a la afición del mercado americano a las combinadas o parlay.

Las apuestas moneyline son el estándar en Estados Unidos para sus deportes más emblemáticos

Es muy habitual que estos acontecimientos estén muy igualados, y también definir hándicaps para acercar las probabilidades de los resultados. Esto hace que los premios al acertar no sean demasiado altos, de modo que suele ser muy popular entre los tipsters y pronosticadores plantear estrategias con combinadas –parlay– para aumentar los premios en caso de acertar. De hecho, hacer parley se ha convertido casi en sinónimo del término apostar en muchos países de nuestra lengua en el continente transatlántico. Y por ello, saber cómo relacionar money line odds con cuotas decimales es de obligada necesidad para todo apostador que se maneje en estos deportes y quiera combinar partidos.

Así que vamos a ver primero qué significa moneyline, y cómo podemos traducir su valor a cuota decimal. Y puesto que los ejemplos que pondré se basarán en modalidades deportivas de raigambre americana, permitidme por favor referirme a dólares cuando hable de dinero y que utilice ejemplos de la National Football League.

Las Líneas de Dinero o cuotas americanas

La filosofía de las cuotas (odds) en las apuestas moneyline se basa en dar una cifra referida a un beneficio de $100 si apostamos al favorito –favorite-, o a un stake de $100 si apostamos al equipo con menores posibilidades. A este último se lo denomina underdog, en la jerga yanqui. Esta diferenciación hace que las cifras tengan delante un signo – ó + según apostemos a favorite o underdog.

Es decir, el cuadro que nos puede mostrar una casa de apuestas para sus líneas de dinero en un partido de la SuperBowl podría tener el siguiente aspecto:

  • New England Patriots -120
  • Seattle Seahawks +110

Un poco extraño ¿no? ¿Significa el valor negativo que perdemos dinero si apostamos por los Patriots y acertamos? En absoluto. El signo negativo sólo significa que es favorito, y que por tanto debemos apostar $120 si queremos tener un beneficio de $100 si acertamos.

Los signos marcan si estamos ante un favorito o ante un underdog

En caso de que queramos apostar por los Seahawks, el signo positivo quiere decir que el equipo de Seattle es percibido por el público como underdog, y que por lo tanto nuestro beneficio será de $110 en caso de que terminemos ganando una apuesta con una inversión de $100.

Esto no quiere decir que obligatoriamente debamos jugar $100 cada vez que apostamos. Podremos invertir el dinero que deseemos, y nuestras ganancias serán proporcionales a esta cantidad. Si en la SuperBowl apostamos $60 a los Patriots -lo cual hubiera sido una buena elección este año 2015 para la gran final-, ganaremos $50. Si apostamos $50 a los Seahawks, ganaremos $55. Esta forma de referirse directamente al stake y al beneficio hace que, para muchos, esta sea una forma más intuitiva de entender la situación del mercado que las cuotas decimales. En todo momento nos estamos refiriendo a cuánto dinero ganamos o perdemos, sin tener que hacer ningún cálculo matemático para conocer nuestro beneficio.

Cómo pasar de money line odds a cuotas decimales (y viceversa)

Valor Decimal a partir de las líneas de dinero

Es fácil calcular el valor de las cuotas de apuestas decimales a partir de las moneylines

Para pasar del sistema americano al europeo deberemos recurrir a unas breves matemáticas. Recordemos que en el sistema decimal, el premio se calcula multiplicando la cuota por el dinero invertido. Y que, tal como te explico en mi libro sobre estrategias para apostar, podemos relacionar beneficio, cuota decimal e inversión mediante la siguiente relación:

Beneficio = (Cuota – 1) x Stake

A partir de aquí, es cuestión de recordar cómo despejar una variable de una ecuación matemática. Para los que tengáis un poco oxidado esta parte no os preocupéis, la fórmula ya calculada es la siguiente:

Cuota = (Beneficio / Stake) + 1

O sea: dividimos beneficio entre inversión y sumamos uno. Fácil.

El cálculo es un poco diferente en función de si estamos ante un favorito o un underdog. Veamos cómo hacerlo con otro ejemplo de football, -que no soccer– tomado de la NFL. Supongamos que tenemos la siguiente línea de dinero:

  • New York Giants -130 – Significa Beneficio $100 con Stake $130
  • Pittsburg Steelers +115 – Underdog. Significa Beneficio $115 con Stake $100

Esto nos arroja, en los dos casos, los siguientes valores decimales:

  • New York Giants: Beneficio $100 con Stake $130 à Cuota Decimal = (100/130) + 1 = 1.77
  • Pittsburg Steelers: Beneficio $115 con Stake $100 à Cuota Decimal = (115/100) + 1 = 2.15

Ir en la dirección contraria es bastante más sencillo. La cuota con valor más bajo nos marcará el favorito. Así que lo único que tendremos que hacer en este caso es calcular la inversión para obtener un beneficio de $100. Y para el underdog, el beneficio con un stake de $100.

Probabilidades con cuotas moneyline

Una vez llegado a este punto, calcular las probabilidades ya te será fácil. Como ya hemos discutido en otras entradas del blog, la probabilidad implícita es la inversa de la cuota decimal, multiplicada por cien si deseamos el valor en porcentaje. Así que con el método de la línea de dinero, al final, no nos quedará otra que recurrir al sistema decimal para aclararnos. Lo cual, dicho sea de paso, suele suceder no sólo en este mundillo sino con todo lo relacionado con el particular sistema anglosajón de unidades.

En conclusión

Esta estrategia para definir las apuestas evita tener que llevar la calculadora con nosotros para saber cuánto ganamos o invertimos, lo cual nos puede simplificar el trabajo. Sin embargo, establecer la probabilidad implícita nos fuerza a pasar por el valor decimal. Para muchas apuestas simples puede no ser necesario, y una estimación intuitiva nos puede dar una idea aproximada suficiente, así que puede ser incluso más agradable de usar para muchos jugadores –una vez acostumbrados. Por fortuna, muchas casas online ofrecen la posibilidad de mostrar las cuotas en cualquier sistema, por lo que gran parte del trabajo de transformación de una a otra nos lo hará el ordenador.

El problema con el método moneyline surge cuando queremos construir un parlay –así se escribe correctamente en inglés- o apuesta combinada. A la hora de conocer la probabilidad implícita y nuestras ganancias y pérdidas, no nos quedará otra que transformar las cifras a cuotas europeas o decimales. Y a partir de ahí, calcular la cuota equivalente para, nuevamente, transformar la cifra en americana. Se puede manejar con un poco de habilidad con los números, pero esto es materia de otro artículo que publicaremos próximamente junto con una calculadora parley online que desarrollaremos a continuación.

Compartir 0
The following two tabs change content below.
Me gano la vida con la ingeniería pero lo que de verdad me apasiona es el deporte al aire libre, los libros, y escribir siempre que puedo. Apostar y bloguear sobre el tema es ese punto intermedio entre lo que me ha enseñado mi profesión y lo que me gusta de verdad. Y compartir cuanto he aprendido es la manera más justa de devolverle a la red lo que me ha ofrecido. ¡Espero que mis artículos te sean de utilidad!

Acerca de Ismael

Me gano la vida con la ingeniería pero lo que de verdad me apasiona es el deporte al aire libre, los libros, y escribir siempre que puedo. Apostar y bloguear sobre el tema es ese punto intermedio entre lo que me ha enseñado mi profesión y lo que me gusta de verdad. Y compartir cuanto he aprendido es la manera más justa de devolverle a la red lo que me ha ofrecido. ¡Espero que mis artículos te sean de utilidad!

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos tu comentario!